Votando con V

       Pues aquí estoy, tan feliiiiiz, porque este blog ha sido nominado para los Premios Madresfera 2016, y eso quiere decir que a un puñado de humanos, le parece más o menos interesante lo que digo. Mola.

   V también lo ha celebrado:

    Os doy las gracias a tope por la nominación y os dejo aquí el link para seguir concursando, cosa que os agradeceré también muchísimo. Solo tenéis que poner un mail, al que prometen no mandar publi; y Madresfera es de fiar ;):

VOTA AQUÍ

¡Mil graciaaaaaas!

Robothijo

   robot

   Gracias a Vorwerk y Madresfera, hemos tenido en adopción unos días a Robothijo, el robot aspirador Kobold VR200,  que nos ha tenido el suelo pulcrísimo sin mover un dedo. Ha sido muy bonito, pero se nos ha hecho muy breve jajaja. Y es que es una gozada estar haciendo tú cualquier cosa y que alguien haga esta tediosa labor por ti, o llegar de trabajar y no encontrarte ni una pelusilla..

   Aquí os dejo mi opinión tras su marcha:

-Facilidad de uso: Cuando llegó, me leí las instrucciones de pe a pa, porque yo siempre hago eso con las instrucciones, pero la verdad es que es bastante fácil de manejar. Enchufas la base, lo pones a cargar y cuando está listo, le das a limpieza y allá va. Además tiene funciones de programado para que pueda limpiar aunque tú no estés.

robot6

-Limpieza del aparato: La suciedad se va acumulando en un depósito que luego puedes vaciar volcándolo en la basura, quitándole una tapita, o bien conectándole el tubo de tu aspiradora normal; aunque yo elegí siempre el primer sistema para su limpieza y todo bien.

robot3

   Cuando abres el depósito ves claramente la cantidad de asco que se acumula en un hogar en poco tiempo y la capacidad de aspiración que tiene Robothijo.

-Eficacia: Tiene 2 modos de limpieza, completa y local (por si se te cae algo en un sitio concreto) y ambas se pueden activar en modo eco. Lo aspira todo: desde bolas de pienso hasta pelos, pero tiene algún problemilla con las alfombras que no están bien pegadas al suelo, porque de vez en cuando se atora. También se me ha trabado con algún juguete de Luca (amigo cánido), su mantita y una cinta de raso que tiene V en lo que hace las veces de suelo del tipi.

-Capacidad de la batería: No lo cronometré, pero yo diría que tiene unos 20 minutos de autonomía. Esto no es mucho problema porque en cuanto nota que está cansado, se vuelve solito a recargar a su base, aunque en mi caso, solo lo consiguió sin ayuda un par de veces, por lo que os contaba de las alfombras finas. En ocasiones también me ha costado que se acoplara a su base, desconozco el motivo. Una vez está a tope de carga, vuelve al lugar donde lo dejó y continúa con la limpieza.

-Nivel de ruido: En modo eco es bastante silencioso, pero no os voy a engañar, yo cerraba la puerta del salón si Robothijo se encontraba trabajando por el resto de la casa. Es un aspirador y hace ruido normal de aspirador.

   Conclusión, que hace exactamente lo que se espera de él y un poco más. Aspira toda la casa sin dejarse ni un rincón, rodea patas de mesas y sillas, y pasa por debajo de camas y armarios, pero…le faltan unos bracitos para mover los muebles XDD

   Aún así, creo que es una tremenda ayuda. No se a vosotros, pero a mí me encanta tener la casa limpia, casi tanto como odio limpiar, así que siempre que lo pueda hacer otro, yo delego encantadísima.

   Robothijo, vuelveeeeeeee

Bebés y madres

zola

   El sábado pasado estuvimos en el Colegio Zola de Villanueva de la Cañada pasando una mañana chulísima gracias a Madresfera (estas chicas organizan unos evenos super interesantes) y a Bebes y madres, que imparten un montón de clases especializadas en el bienestar pre y post parto tanto de la mamá como del bebé: matronatación, masaje infantil, yoga, fitness…

   Seguro que habéis leído cosas bastante desalentadoras acerca de lo que un embarazo le puede hacer a tu cuerpo y en especial, a tu suelo pélvico. Por aquí os contaba que creo que lo más importante es la prevención: cuanto más en forma estés antes de embarazarte, menos consecuencias sufrirás después. No hablo de ir todos los días al gimnasio, ni de volverte una loca del omnipresente “running” (aunque si te apetece y tienes tiempo, eso que ganas).

   Yo voy una vez a la semana a yoga desde hace unos años, y durante mi embarazo no tuve ni medio dolor muscular; muy a mi pesar, no pude practicarlo durante mis últimas 34 semanas de gestación, por prescripción médica, pero creo que es importante buscar un/a profesor/a especializado en yoga prenatal, porque hay determinadas posturas muy poco recomendables incluso con la tripita incipiente.

   El sábado, la clase de yoga que organizaron Bebés y madres era para embarazadas, pero como no había mucha gente, me dejaron colarme (agradecidísima) mientras el papá de V practicaba yoga y masaje para bebés. Disfrutó mucho, sobre todo con el yoga, porque  intentar darle un masaje a una niña de 16 meses que se interesa por absolutamente todo lo que pasa a su alrededor puede resultar algo difícil. Aquí podéis verles en plena acción =) :

 

masaje

   Fue una pena no poder participar en la clase de matronatación, pero V llevaba unos días con un brote de dermatitis bastante regulero y no creo que la piscina le hubiese venido demasiado bien. A ver si podemos probarlo pronto, porque la gente habla maravillas.

   De los beneficios del ejercicio moderado durante la gestación (y en general, durante la vida) no os voy a hablar, pero son muchos. Así que se lo recomiendo a tooooodo el mundo.